texto argumentativo: el debate

El análisis y la participación en debates no sólo promueve el respeto a la pluralidad de ideas, sino que también enseña a defender las opiniones con argumentos desde el respeto, trascendiendo las rivalidades personales.

Favorece, asimismo, el desarrollo de la expresión oral, de la capacidad de escuchar, y de participar con la finalidad de construir sistemas de soluciones a partir del análisis crítico de un tema. 

Por otro lado es una oportunidad para que el estudiante aprenda que la contraargumentación que se hace en un debate es en relación a los argumentos del otro y no en contra de la persona que defiende una idea contraria.

Actores de un debate

Por un lado se encuentran las personas que presentan sus opiniones sobre un tema y las defienden apoyándose en argumentos.

Por otra parte, se presenta el moderador, que es el encargado de dirigir el debate, otorgando la palabra en forma ordenada y respetando los lapsos de tiempo que tiene cada participante. Los tiempos de exposición varían según el ámbito del debate y en él los participantes plantean los puntos de vista más relevantes sobre el tema a debatir y la fundamentación que los sustenta.

En la organización de un debate se elige un tema de interés para la opinión pública y que generalmente es controversial o relevante para el momento.

Se realiza la selección de personas o grupos que defienden diferentes puntos de vista y se elige un moderador que plantee las preguntas y conceda la palabra. En ocasiones los debates incluyen mesas de expertos que hagan paralelamente aportes en uno o en otro sentido, o analicen el desarrollo del debate luego de que termina.

Debatiendo con respeto

Los participantes deben escuchar con atención a las partes para poder responder con argumentos pertinentes y que tengan fuerza, es decir que resistan objeciones.

Como es habitual que surja la controversia y que muchas veces se emitan juicios en forma pasional, deben evitarse por todos los medios las descalificaciones personales y las burlas malintencionadas.

La finalidad del debate es expresar opiniones, argumentarlas yresponder contraargumentando. Pero el contraargumento no debe basarse en el insulto descalificativo, sino en un razonamiento lógico que busque dejar al otro sin la posibilidad de replicar.

Empezamos el trabajo con el debate es primeramente viendo varios videos de debate sobre temas sociales y de actualidad en programas televisivos.  Además, la visualización de audiolecciones que hablen de los aspectos fundamentales a considerar en un debate puede favorecer la comprensión de la dinámica de los mismos.

Luego de conocer los elementos centrales de este género discursivo puede organizarse como primera instancia un debate virtual (Crea 2). El docente participa en esta ocasión como el moderador y articulador de las preguntas y de la palabra.

El tema del debate se elige teniendo en cuenta las realidades que se están viviendo en ese momento y que son de interés para los estudiantes. O temas que siempre han estado en debate, con altos niveles de motivación y de compromiso en la participación. La pena de muerte, la equidad de género, los prejuicios, la discriminación, el acoso cibernético, son temas que suelen despertar la ganas de debatir.

En una instancia posterior se organiza un debate presencial. La clase se divide en pequeños equipos agrupados por similitud en las opiniones en torno al tema central. En caso de que el tema admita dos posturas, la clase se divide en dos. Se concede un tiempo para armar la argumentación que justifique y defienda la postura elegida frente al tema.

El debate abre múltiples posibilidades al docente, que puede articularlo con el abordaje de contenidos de otros campos de conocimiento, como la Ética y el Derecho. También hay temáticas que pueden vincularse con contenidos de ciencias,  la salud, las adicciones, los transgénicos, etc.

Transversalmente se trabaja desde los valores, el respeto a la diversidad de ideas, al tiempo del otro cuando se expresa (alternancia de turnos al debatir), el valor de fundamentar las opiniones.

pablo

ñññ